Estás en: >

Cosas prácticas

> Cómo elaborar un Curriculum Vitae

Cómo elaborar un Curriculum Vitae

Buscar trabajo se ha convertido en una prioridad y necesidad para muchos. Aquí algunos consejos para realizar un curriculum

01.08.2011 - 18:18 h. -


En esta sección vamos a darte algunos consejos prácticos para que compongas tu currículum vitae. Primero debes recordar que el objetivo primero de un currículum no es conseguir el trabajo, sino una entrevista.

Para redactar un buen curriculum hay que tener en cuenta seis claves básicas:

 1) Cuidar la estructura:

  1. Datos personales: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, dirección, teléfono de contacto, dirección de e-mail… El número de teléfono de contacto y una dirección de correo electrónico son curiosamente datos que muchos candidatos olvidan.
  1. Formación académica: Indica, no solo los estudios que has cursado, sino también el nombre del centro y la fecha. Si aparte de la formación regular has realizado cursos complementarios te recomendamos que los diferencies en un subapartado.
  1. Informática: Indica tus conocimientos en informática y si tienes algún diploma oficial. Presta especial atención al dominio de programas informáticos en las áreas de conocimiento de tu profesión. Mencionar tanto el paquete Office como todos aquellos programas o software que se conozcan.
  1. Idiomas: En este apartado debes indicar tu nivel de idiomas. Te recomendamos que valores tu capacidad oral y escrita por separado. Si tienes un título oficial acreditativo, como por ejemplo el Delf en francés, indícalo. Escribir con sinceridad el nivel que se tiene y mencionar experiencias en el extranjero. Es recomendable hacer referencia al Marco Común Europeo de referencia para las Lenguas.
  1. Datos de interés: Indica en este punto cualquier dato que creas merecedor de estar en tu currículum y que no tenga cabida en los apartados anteriores.
  1. Experiencia laboral organizada en órden cronológico inverso para que destaque lo más novedoso. Es recomendable centrarse con más detalles e información en las dos últimas experiencias y olvidar las abreviaturas y las palabras demasiado técnicas cuando se está describiendo la experiencia laboral.

 2) Contener determinadas palabras clave, así como las competencias y habilidades más valoradas en el sector en el que se busca trabajo.

 3) Emplear la tipografía adecuada. Hay que tener especial cuidado con el tipo de letra que se utiliza. Por regla general, Arial o Verdana están entre las más aceptadas.

4) Revisar la ortografía. Las faltas o erratas, además de dar mala imagen, son motivo de descarte inmediato del CV.

5) Recordar la extensión idónea del CV.    Para recién graduados y personas con experiencia inferior a 3-5 años, es de una sola página. Sin embargo, hay experiencias profesionales más intensas que requieren de dos páginas para explicar las funciones que se han desarrollado y los logros más importantes que se han alcanzado.

6) Pedir una segunda opinión.    Entregar el CV a otra persona que no pertenezca necesariamente al ámbito de los recursos humanos, para saber si es capaz de entender todo lo que queremos transmitir en él. Si logra captar nuestro objetivo, entonces habremos pasado la primera prueba. Pero si, por el contrario, no logra interpretarlo correctamente, es el momento de contactar con un experto para que nos oriente y ayude a plasmar con más acierto toda nuestra experiencia.

Hay que tener presente que el objetivo de todo CV es pasar la primera criba que nos permita lograr una entrevista. “El CV que destaca y pasa los filtros es el que instantáneamente hace que el seleccionador piense en descolgar el teléfono para hablar con el candidato. Es aquel CV que permite al reclutador detectar rápidamente si ese candidato encajaría a priori con la posición vacante y a la vez transmite su personalidad”, explica Marta Díaz Barrera, Socia-Directora de Impulsando y Entrenando tu Talento.

 

Presentación:

Un currículum vitae debe ser sencillo a la vista, la información debe estar presentada con claridad y prevalecer sobre otros aspectos del mismo. Recuerda que la extensión del documento puede jugar en tu contra, así que trata de ser conciso.

Si tu área de trabajo lo requiere, adjunta el conjunto de documentos extra que quieras presentar siempre después del currículum (por ejemplo, si eres creativo publicitario y quieres presentar un dossier con tus principales trabajos).

La foto personal debe ser tamaño carné y en ningún caso debe ser un recorte de otra foto.

 

Carta de presentación:

Si decides adjuntar una carta de presentación en tu currículum vitae, ésta debe estar personalizada según la empresa a la que lo vayas a enviar. Esto puede hacer que ganes puntos y, además, muestra un interés especial por el trabajo al que pretendes optar. Sin embargo debes recordar que interés no es sinónimo de efusividad. Evita el trato informal sin que el texto parezca encorsetado.

Muestra claramente las ideas que quieres reflejar en tu texto, que no deben ser más de cinco. Expón tus objetivos, motivaciones y cualidades como profesional. Piensa en qué puedes aportar a la empresa en la que quieres trabajar e indícalo.

 

 

Noticias relacionadas

TAGS RELACIONADOS

Buscar en Cosas prácticas

Categorías

Últimos vídeos


lasprovincias.es