¿Cómo afectan a los usuarios los últimos cambios en los bancos?

¿Cómo afectan a los usuarios los últimos cambios en los bancos?

Santander compra el Banco Popular y Bankia absorbe el Banco Mare Nostrum. ¿Tienen las integraciones repercusiones para los clientes de estas entidades?

C. BENLLOCH

La compra del Banco Popular por parte del Banco Santander y la absorpción del Banco Mare Nostrum (BMN) por parte de Bankia tienen implicaciones para los clientes. Aunque pese a los anuncios de la integración de estas entidades parezca que todo sigue igual, cuando dicha integración sea efectiva los clientes de las entidades si verán como los cambios les afectan. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han elaborado una lista de consideraciones a tener en cuenta para saldar las dudas que puedan surgir a los clientes a raíz de este cambio.

La primera consecuencia para los clientes de Banco Popular o BMN es que su numero de cuenta cambiará, ya que su IBAN será diferente. El IBAN cuenta con 24 dígitos, en los que cada grupo de dígitos tiene su propio significado. Los cuatro primeros se refieren al país (en el caso de España, ES más dos dígitos de control), los cuatro siguientes son el código de la entidad (lo asigna el Banco de España, por ejemplo el del Banco Santander es 0049) y los siguientes cuatro identifican la sucursal bancaria en la que se abrió la cuenta. Los dígitos que siguen son un código de control, y los últimos diez son el número de cuenta que el banco asigna a cada uno de sus clientes. Debido a este sistema, la absorción de una entidad por otra implicaría necesariamente la asignación de un nuevo IBAN.

Por otra parte, y aunque el cliente vaya a tener un IBAN distinto, la OCU recuerda que no será necesario cambiar las domiciliaciones. En principio el cambio en el número de cuenta no debería tener más implicaciones para los usuarios, ya que será la entidad bancaria la que se encargue de manera automática de asociar o redirigir las domiciliaciones de la antigua cuenta a la nueva.

En cuanto a las condiciones de los productos contratados, éstas podrían variar dependiendo del tipo de contrato. En los casos de contratos de duración determinada, como los préstamos o contratos de depósito a plazo fijo, las condiciones no podrán ser modificadas. Es decir, que no habrá variaciones en las condiciones de las hipotecas, por ejemplo. Sin embargo, en los contratos de duración indefinida, como la apertura de una cuenta corriente, una tarjeta de crédito o una cuenta de ahorro, sí pueden permitir una modificación de las condiciones. La OCU recuerda que las entidades están obligadas a comunicar a los usuarios el cambio con antelación.

En cuanto a las comisiones por la retirada de efectivo en los cajeros, éstas también pueden verse modificadas. Una vez finalizada la integración entre entidades, los clientes de Banco Popular solo podrán sacar dinero sin comisiones en los cajeros de Santander, y los de BMN solo podrán hacerlo gratis en cajeros de Bankia, aunque éstos últimos podrán también retirar efectivo hasta cuatro veces al mes en cajeros Euro6000 y Banco Sabadell sin comisiones si tienen domiciliada una nómina en la cuenta.

La OCU propone a sus clientes que valoren la nueva situación y recomienda que cambien de entidad si se ven perjudicados por el cambio. A través de su página web ofrecen un comparador de cuentas corrientes para ayudar a los interesados a decidirse por la opción más conveniente para ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos