Errores comunes que acortan la vida de tus electrodomésticos

Errores comunes que acortan la vida de tus electrodomésticos
CONSUMO Y AHORRO

Se estropean con más frecuencia de la que nos gustaría, y muchas veces es debido a malos usos o por no darles el cuidado que requieren

C. BENLLOCH

Con más frecuencia de la que nos gustaría nuestros electrodomésticos se estropean antes de tiempo. Pese a que muchos achacan los fallos a la famosa 'obsolescencia programada', la causa más común de estos fallos es no haber leído correctamente los manuales de uso o tratar los aparatos sin el cuidado que requieren. Estos son algunos de los errores más cometidos que acortan notablemente la vida útil de tus electrodomésticos.

Microondas

- Dejarlo en marcha estando vacío: a veces programamos demasiado tiempo, abrimos y sacamos nuestro plato. Puedes hacer esto siempre y cuando, una vez hayas retirado el plato, apagues el micro. No hacerlo puede dañar el dispositivo que transforma la energía eléctrica en electromagnética.

- Bloquear las rejillas de ventilación del aparato: si colocas objetos en la parte superior intenta dejar despejadas las rejillas para evitar el sobrecalentamiento.

Neveras

- Meter comida caliente dentro del frigorífico

- No limpiar la parte trasera: allí se acumula polvo que puede provocar mal funcionamiento. Para limpiarlo hay que desenchufar la nevera.

Lavadora

- Utilizarla como si fuera una mesa: si colocas objetos pesados encima puede ser malo para tu electrodoméstico, sobre todo si los dejas ahí de forma permanente.

- No comprobar los bolsillos antes de meter las prendas: los pequeños objetos sueltos pueden provocar fallos y obturaciones si se inicia el ciclo de lavado con ellos dentro.

- Utilizar jabones no compatibles: si no usas el detergente adecuado puede provocar que se produzca demasiada espuma durante el ciclo y causar problemas a tu lavadora.

- No limpiar la goma de la puerta periódicamente: si no lo hacemos puede aparecer moho.

- No retirar la ropa al finalizar el lavado: la ropa mojada es pesada, y dejarla demasiado tiempo dentro puede deteriorar el tambor.

Lavavajillas

- Colocar la vajilla al revés (debe colocarse hacia abajo)

- No enjuagar los platos y demás objetos antes de meterlos para eliminar grumos y restos de grasa que pueden obturar los filtros

- No colocar los cubiertos y objetos pequeños en el lugar pensado para ellos. Si los colocamos mal pueden bloquear las piezas giratorias del lavavajillas.

- No colocar la vajilla "ordenada": si los platos se tocan entre sí pueden obstaculizar la rotación del aspersor de agua

- No emplear el detergente adecuado para el aparato. Si utilizas un jabón que no toca puede provocar malos funcionamientos y obturaciones.

Tostadora

- No limpiar las migas del interior después de su uso: por lo menos deberías hacerlo una vez a la semana para evitar que queden incrustadas por el tiempo.

- Introducir bollería con mantequilla o rellena: el calor puede hacer que suelten algo de líquido que afectará negativamente a su funcionamiento.

Fotos

Vídeos