¿Con qué multas te pueden sancionar por hacer ruido en Valencia?

Las ordenanzas municipales establecen los niveles máximos de ruido permitido, y no respetarlas puede acarrear sanciones económicas elevadas

C. B.

El aire acondicionado, las fiestas, o las terrazas de los bares y restaurantes están sujetas a las ordenanzas municipales sobre ruido. No respetarlas puede acarrear sanciones económicas que pueden llegar a alcanzar sumas muy elevadas. Esta es la normativa en la ciudad de Valencia, recogida en la Ordenanza Municipal de Protección con la Contaminación Acústica del Ayuntamiento de la localidad:

Comportamiento de los vecinos

La Ordenanza Municipal de Protección con la Contaminación Acústica del Ayuntamiento de Valencia establece una serie de actividades vecinales que no se consideran tolerables. Entre ellas encontramos hablar con un tono elevado de voz o gritar, utilizar aparatos o instrumentos musicales con un volumen alto, así como el televisor o la radio. Estos comportamientos se consideran infracciones leves, pero pasan a considerarse como graves si se realizan entre las 22:00 y las 8:00 horas.

Por otro lado, la ordenanza municipal también prohibe molestar por vibraciones debidas a trabajos o reparaciones en la vivienda de domingo a jueves de 22:00 a 8:00 horas, y viernes, sábado y vísperas de festivos de 22:00 a 9:30 horas.

Aire acondicionado

La ordenanza municipal protege contra ruidos derivados de las vibraciones de la máquina de aire acondicionado por su funcionamiento, así como de cualquier otro ruido producido por la misma. La norma establece para la instalación del aire acondicionado que "los puntos de anclaje de la maquinaría con la estructura del edificio deben estar separados mediante un elemento elástico (material de goma), de esta forma evitaremos que cualquier ruido o vibración que haga la máquina por su funcionamiento, pase al interior de las viviendas". Cuando la instalación se realiza en cubiertas comunitarias, tendrá que tener un "Estudio Acústico, mediante el cual se garantice que la instalación cumple los niveles de ruido previstos en la Ordenanza".

Situaciones en las que se involucra a la policía

Según la web del Ayuntamiento de Valencia, en el interior de una edificación, si el ruido que molesta a los vecinos es debido a actividades vecinales tales como gritar, vociferar, emplear un tono excesivamente alto, poner la televisión o la radio o tocar instrumentos musicales con elevado volúmen entre las 22:00 y las 8:00 horas, la policía podrá intervenir sin necesidad de realizar una medición de ruido o vibraciones, bastará con la constatación de las mismas por parte de los agentes.

Infracciones

Las infracciones se organizan en leves, graves y muy graves, y la cuantía de la sanción variará en función del tipo de infracción de que se trate.

  • 1

Se califican de leves las infracciones siguientes:

a) Superar los límites sonoros establecidos en la presente ley en menos de 6 dB(A).

b) Obtener niveles de transmisión de vibraciones correspondientes a la curva K del anexo III inmediatamente superior a la máxima admisible para cada situación.

c) La realización de actividades prohibidas o el incumplimiento de las obligaciones previstas en la ley cuando no sean expresamente tipificadas como infracciones graves o muy graves.

  • 2

Se califican de graves las infracciones siguientes:

a) La reincidencia en infracciones leves.

b) El incumplimiento de las medidas de corrección de infracciones leves en el plazo concedido para ello o llevar a cabo la corrección de manera insuficiente.

c) Superar los niveles sonoros permitidos en más de 6 dB(A) en el caso de ruidos producidos por vehículos a motor.

d) Sobrepasar de 6 a 15 dB(A), en los restantes supuestos, los límites establecidos en la presente ley.

e) Obtener niveles de transmisión de vibraciones correspondientes a dos curvas K del anexo III inmediatamente superiores a la máxima admisible para cada situación.

f) Obstaculizar la labor inspectora o de control de las administraciones públicas.

  • 3

Se califican de muy graves las infracciones siguientes:

a) La reincidencia en infracciones graves.

b) El incumplimiento de las medidas de corrección de infracciones graves en el plazo fijado o realizar la corrección de manera insuficiente.

c) Superar los niveles sonoros permitidos en más de 15 dB(A).

d) Obtener niveles de transmisión de vibraciones correspondientes a más de dos curvas K del anexo III inmediatamente superiores a la máxima admisible para cada situación.

Cuantías de las sanciones

- En el caso de infracciones muy graves: las mismas son competencia del órgano autonómico correspondiente. Son infracciones muy graves las tipificadas en el artículo 55 de la Ley 7/2002, de 3 diciembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica y en el artículo 28 de la Ley 37/2003,de 17 de noviembre, del Ruido o en las normas que les sustituyan. Las multas pueden ser de entre 6.001 hasta los 300.000 euros (cuando se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la seguridad o la salud de las personas), junto con la retirada definitiva de las licencias o autorizaciones correspondientes si se da el caso.

- En el caso de infracciones graves: multa desde 601 a 6.000 euros y retirada temporal de las licencias o autorizaciones correspondientes.

- En el caso de infracciones leves: multas desde 60 a 600 euros.

Niveles sonoros

Los niveles sonoros de recepción externos aceptados son de 45 dB en horario diurno y de 55 dB en horario nocturno en zonas residenciales. En cuanto a los niveles de recepción internos, se dividen en piezas habitables (excepto cocinas, 40 dB de día y 30 dB de noche), pasillos, aseos y cocina (45 dB de día y 35 dB de noche) y zonas comunes (50 dB de día y 40 dB de noche). Puedes consultar todos los niveles permitidos en la Ley 7/2002, de 3 de diciembre, de la Generalitat Valenciana, de Protección contra la Contaminación Acústica.

Zonas acústicamente saturadas (ZAS)

Son Zonas Acústicamente Saturadas aquéllas en que se producen unos elevados niveles sonoros debido a la existencia de numerosas actividades recreativas, espectáculos o establecimientos públicos, a la actividad de las personas que los utilizan, al ruido del tráfico en dichas zonas así como a cualquier otra actividad que incida en la saturación del nivel sonoro de la zona.

Serán declaradas zonas acústicamente saturadas aquellas en las que, aun cuando cada actividad individualmente considerada cumpla con los niveles establecidos en esta ley, se sobrepasen dos veces por semana durante tres semanas consecutivas o, tres alternas en un plazo de 35 días naturales, y en más de 20 dB(A), los niveles de evaluación por ruidos en el ambiente exterior establecidos.

Fotos

Vídeos