¿Necesitas cambiar la caldera? Así podrás acertar y ahorrar

CONSUMO Y AHORRO

La OCU ofrece una comparativa de calderas para que escojas la que más se adapte a tus necesidades sin pagar de más

C. BENLLOCH

Si tu caldera ha quedado obsoleta o necesitas un nuevo aparato porque el anterior ha empezado a fallar, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece información para que escoger una nueva caldera no sea sinónimo de pagar más de la cuenta. A través de su página web, la OCU da además algunos consejos e información que puede resultar de utilidad a la hora de renovar la caldera.

La OCU recuerda que hay que tener en cuenta que en las nuevas construcciones solo es posible instalar calderas de condensación, y en caso de reformas o sustituciones de caldera se permite la instalación de calderas estancas (si se trata de viviendas unifamiliares aisladas y no adosadas). En el caso de pisos, solo es posible instalar una caldera estanca si se dispone de tubo de salida de gases comunitario a cubierta, en caso contrario solo podrá ponerse este tipo de caldera si es de alta eficiencia.

A través del comparador de calderas disponible en la página web de la OCU se pueden acceder a datos de diversas marcas y modelos, y hasta recomendaciones de la plataforma sobre calderas de buena calidad para no gastar más de la cuenta.

La OCU también recomienda que, en los casos en los que no urge el cambio de caldera, se esté atento a las posibles ayudas de las comunidades autónomas. La plataforma también ofrece información sobre las distintas ayudas por comunidades, así como información sobre los requisitos. Éstas suelen convocarse con carácter anual y los requisitos no suelen variar demasiado entre comunidades.

Ayudas en la Comunidad Valenciana

La última campaña de ayudas para el cambio de caldera en la Comunitat finalizó el pasado 30 de junio. Se trató de una ayuda de 300 euros por aparato sustituido para calderas de condensación con una potencia térmica nominal igual o inferior a 70kW. La ayuda estaba dividida en dos partes, 50 euros de descuento en la factura por parte de la empresa (antes de aplicar el IVA) y otros 250 ingresados en la cuenta bancaria del solicitante tras la verificación de la documentación exigida en la convocatoria. En cualquier caso, la cuantía de la ayuda no podía exceder en ningún caso del 30 % del coste de la instalación (el precio del equipo y su montaje, incluyendo el IVA).

También te puede interesar...

Fotos

Vídeos