Las Provincias

Cosas Practicas

Cómo colocar correctamente los alimentos en la nevera

Cómo colocar correctamente los alimentos en la nevera
  • Tener un orden ayuda a evitar la contaminación cruzada y a que los alimentos se conserven mejor por más tiempo

Llevar un orden en la nevera ayuda a conservar mejor los alimentos. También ayuda a evitar la contaminación cruzada y a saber exactamente con qué alimentos contamos en cada momento.

Es de utilidad para conservar la nevera en perfecto estado y garantizar su funcionamiento, aunque para ello debemos saber que la temperatura óptima para ella es mantenerla a 5ºC. En cuanto al congelador, la temperatura correcta será de unos -18ºC.

Clasificar los alimentos

Colocando los alimentos correctamente conseguiremos que el frío circule de manera óptima y se conserven mejor los alimentos. Para ello lo ideal es clasificarlos. Para ello hay que tener en cuenta que no todos los productos que guardamos en la nevera se conservan igual ni necesitan la misma temperatura para mantenerse frescos. Podemos clasificarlos siguiendo estos tipos:

Carnes y pescados

Son alimentos muy sensibles y que deben consumirse rápidamente tras su fecha de compra. No deben guardarse más de dos días en la nevera en estado crudo, y no más de tres días en caso de estar cocinados. Lo mejor para conservarlos más tiempo es congelarlos hasta su consumo, ya que necesitan conservarse a temperaturas muy bajas. En caso de guardarlos en la nevera, lo mejor es colocarlos al fondo del todo pegados a la pared y en la parte más cercana al congelador.

Lácteos y embutidos

Lo correcto es envolverlos en papel de aluminio o plástico para evitar que se sequen o desprendan olor. En este apartado incluimos queso, jamón o cualquier otro embutido envasado que no deba guardarse fuera de la nevera. Necesitan temperatura media por lo que podemos colocarlos hacia fuera sin problema.

Bebidas, salsas, mermelada, mantequilla y huevos

Estos son los alimentos que más duran. Lo único que debemos hacer es comprobar que están correctamente envasados, y opcionalmente podemos añadir un envoltorio de papel de film o colocarlos en recipientes cerrados (tuppers).

Para las salsas y resto de alimentos preparados, lo ideal para que duren más el conservarlos en botes de cristal cerrados con tapa en vez de las latas de aluminio en las que vienen cuando los compramos. No necesitan mucho frío, pero si una temperatura constante, con lo que lo mejor es colocarlos hacia el fondo para evitar los cambios de temperatura cuando abrimos la nevera.

Las zonas de frío

No todas las zonas de la nevera enfrían igual. La parte más cercana al congelador (normalmente la inferior) es la más fría, y la más lejana la que menos. Además, cuanto más acerquemos los alimentos a la pared del fondo más frío recibirán. Pero cuidado con colocar los productos tocando la pared, ya que evitaremos que el frío se propague correctamente y que las cosas se congelen. Hay que colocarlas cerca sin llegar a tocar.

Organización

Zona cercana al congelador

Es la ideal para carnes, pescados, tuppers con comida cocinada o abierta, etc. Es la mejor zona para la comida delicada.

Zona media y zona alejada

Ideal para embutidos, quesos, yogures... etc. Es la mejor para aquellos productos que no necesitan especialmente de mucho frío.

Puerta

Lo ideal es usarla para colocar los pequeños botes (ketchup, mostaza, etc), las bebidas, huevos, mantequilla y salsas industriales. Estos alimentos aguantan mucho tiempo y no necesitan especialmente el frío para mantenerse bien.