Las Provincias
Cosas Practicas

Guía para entender tu factura de la luz

Guía para entender tu factura de la luz
  • Claves básicas y datos sobre cómo se calcula el precio para que comprender este papel no se convierta en un quebradero de cabeza

La factura eléctrica o factura de la luz, como se conoce popularmente, es un auténtico quebradero de cabeza para muchas personas. Las reiteradas subidas en el importe que han tenido lugar desde que comenzó el año, sumado a que lo único que recibimos en casa es un papel con miles de datos que pocos entienden hace que intentar comprender la factura de la luz sea algo capaz de poner de los nervios a cualquiera.

Pero lo cierto es que, con algunas nociones básicas, comprender la factura de la luz no es tan complicado. Es importante entender la diferencia entre los importes fijos y variables, lo que facilitará que comprendas cómo se calcula el precio de la misma. Aquí te damos algunas claves para que puedas descifrarla.

Costes fijos y variables

Lo primero a la hora de entender la factura de la luz es distinguir entre el importe fijo y el variable. El primero está relacionado con la potencia contratada por el usuario; el segundo tiene que ver con el consumo.

El importe fijo se ajusta a la regulación del Gobierno y se calcula en base a la potencia contratada, multiplicando el precio del kW por el de los días de suministro contabilizados en la factura. Figura en la factura bajo el concepto 'Facturación por potencia contratada'.

El importe variable es donde comienzan las complicaciones. Éste es el que refleja el consumo real del usuario, varía según el periodo y el precio de la electricidad. El importe de este apartado depende también de la tarifa que el cliente tenga contratada. Cada compañía tiene las suyas. Figura en la factura bajo el concepto 'Facturación por energía consumida'.

Otros conceptos

Además de los anteriores, en una factura de la luz aparecen otros conceptos. Estos son más complicados de entender si cabe debido a la forma en que se calculan.

- Impuesto de electricidad: “Se aplica sobre el producto de la facturación de la electricidad suministrada”, reza en la factura. Esto significa que es un impuesto que carga la suma de todos los conceptos, exceptuando el alquiler de los contadores -si se tienen en alquiler-. Se calcula multiplicando por 1,05113 al 4,864% de esa suma. Es un impuesto regulado por el Gobierno.

- Alquiler de equipos y control: aquí entra el alquiler de contadores. El precio también lo regula el Gobierno.

- IVA: Es el más sencillo de calcular, ya que los impuestos por la electricidad son del 21% y se calculan sobre la suma de todos los conceptos.

En cualquier caso, si quieres conocer más datos sobre tu factura, algunas compañías eléctricas cuentan con un apartado específico en su página web que puedes visitar si tienes la luz contratada con ellos. Puedes visitar las wbe de Iberdrola, Gas Natural y Endesa para consultar con más detalle tu factura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate