Cómo quitar manchas de humedad en la pared y evitar su reaparición

Es importante eliminarlas lo antes posible, ya que las manchas crecen y pueden llegar a ser dañinas para la salud

C. BENLLOCH

Las manchas de humedad son una de las mayores pesadillas de cualquier vivienda. No solo resultan tremendamente antiestéticas, sino que además el moho puede acabar siendo peligroso para la salud. Es importante eliminarlas lo antes posible, ya que las manchas crecen y pueden llegar a ser muy dañinas, sobre todo si hay algún alérgico en la familia.

No son fáciles de eliminar, ya que normalemente se deben a alguna grieta o fallo en la pared por lo que además deberemos tratar correctamente el problema para evitar que reaparezcan. Además de quitar las marcas, deberemos comprobar que no se han producido daños adicionales en las paredes o los muebles. El moho pude crecer en cualquier material orgánico, por lo que si tenías un mueble, una caja, una alfombra o algún otro elemento cerca de la zona deberás revisarlo cuidadosamente.

Revisar la pared en cuestión también será algo indispensable. Si el yeso está dañado, será inevitable tener que reemplazarlo, aunque generalmente las humedades son superficiales y podremos eliminarlas con una buena limpieza. Lo siguientes trucos te ayudarán a librarte de las molestas manchas de humedad de una vez por todas:

Solucionar el problema

Lo primero será poner remedio al problema de base que está causando la humedad, para que no vuelva a aparecer. Recuerda que siempre deberás solucionar el problema antes de comenzar la limpieza, ya que sino será en vano y tendrás que volver a empezar más adelante.

Eliminar las manchas de humedad

Para empezar deberás cubrir o proteger las superficies cercanas a la zona afectada, ya que para limpiar la mancha de humedad probablemente necesitarás utilizar productos químicos comerciales. Puedes utilizar un plástico para cubrir el suelo y otros elementos que no puedas mover, y fijarlo con cinta adhesiva. Utiliza siempre guantes cuando manipules este tipo de productos.

Para limpiar la mancha puedes puedes optar por intentarlo con productos que tienes a mano, como el vinagre blanco. Es menos corrosivo, por lo que resulta ideal para mohos de paredes y azulejos, aunque también costará más de eliminar la mancha. Para aplicarlo utiliza un difusor de líquidos, deja actuar durante 30 minutos y aclara con una bayeta húmeda. También puedes utilizar amoníaco con la misma técnica, y si ninguno de ellos funciona puedes optar por el bicarbonato disuelto en agua.

Por último, si todo lo demás falla, no quedará otra opción que utilizar lejía. Mezcla una parte de lejía por tres de agua y aplíca la mezcla sobre la pared con un trapo o esponja. No es necesario aclarar, así que simplemente espera a que la zona esté seca para revisar el resultado. Recuerda que si utilizas este producto deberás asegurarte de que la habitación está correctamente ventilada.

Últimos retoques

Si la humedad se encontraba en una zona con azulejos (cocinas, baños...), las juntas de los mismo habrán quedado manchadas de moho. Utiliza un cepillo de dientes para frotar la zona.

Ahora, a pintar

Una vez eliminada la mancha y resulto el problema que causaba la humedad, solo quedará pintar de nuevo la zona para que quede como nueva. Si puedes, utiliza una pintura antimoho o antihumedad para prevenir futuros problemas en el misma lugar.

Fotos

Vídeos