El seguro de tu tarjeta cubre estas cosas aunque probablemente no lo sabías

La mayoría de estas coberturas suelen ser desconocidas por sus propietarios, por lo que casi nadie las utiliza

LAS PROVINCIAS

Las tarjetas de crédito y débito no solo sirven para pagar con ellas. En España, estas tarjetas vienen con seguros que cubren determinadas contingencias o situaciones, aunque la mayoría de sus propietarios lo desconoce y por eso no se suelen utilizar. Aunque las cantidades de devoluciones y las condiciones pueden variar en cada caso o entidad bancaria, el objeto de las coberturas suele ser similar en la mayoría de ellas.

Para reclamar la cobertura hay que consultar en los papeles de la emisión de la tarjeta o con la entidad bancaria para averiguar qué aseguradora está asociada con nuestra tarjeta. Estos son algunos de los casos en los que el seguro de tu tarjeta puede resultar útil:

Seguros de viaje

Siempre que hayamos pagado el viaje con nuestra tarjeta podemos beneficiarnos de algunas ventajas durante el mismo, como la cobertura de gastos médicos en caso de enfermedad durante el viaje. También se aplican en los temas relacionados con el equipaje, tanto pérdida como robo o daños, los robos en las cajas fuertes del hotel en el que nos hospedamos o los problemas derivados de retrasos en los transportes contratados.

Accidentes

A diferencia del caso anterior, en estos casos el uso de la tarjeta no tiene porqué estar asociado al accidente en cuestión. Por ejemplo, se aplica a casos como fallecimiento accidental, invalidez, pérdida de miembros como manos o pies, o brazos o piernas, así como a la pérdida de la visión en uno o ambos ojos. Se puede utilizar la cobertura tanto en accidentes relacionados con vehículos privados como de transporte público.

Robos o fraudes

La mayoría de las entidades incluyen seguros relacionados con robos o pérdidas relacionados con la tarjeta en cuestión. En estos casos se cubren los gastos que hayan sido realizados con la tarjeta sin el consentimiento del titular, aunque el límite de tiempo para avisar de ello puede variar según la entidad. También suelen incluirse los casos de clonación de tarjetas, aunque también varía según el banco.

Fotos

Vídeos