Cómo evitar que tus plantas sufran en verano

Cómo evitar que tus plantas sufran en verano

Las plantas necesitan agua, luz y aire; sin esta combinación la salud de muchas de ellas se verá afectada por las altas temperaturas y el exceso de calor

C. BENLLOCH

Los meses estivales son un periodo de especial estrés para las plantas que tenemos en nuestras casas. Las plantas necesitan agua, luz y aire; sin esta combinación la salud de muchas de ellas se verá afectada por las altas temperaturas y el exceso de calor. Además el verano es la temporada por excelencia para hacer un viaje, lo que supone un problema para muchas personas que no pueden hacerse cargo correctamente de su cuidado. Por suerte, existen fórmulas para que no les falte de nada incluso si estamos fuera de la vivienda durante varios días.

Estos consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pueden ser de utilidad para el correcto cuidado de las plantas durante el verano, incluso si tenemos que ausentarnos de la vivienda:

- Ponerlas cerca de la ventana

- Dejar abierta cómo mímino una cuarta parte de la persiana de una ventana cercana para que les entre luz suficiente

- No cerrar la puerta de la habitación en la que se encuentran para que circule el aire

Por otro lado, las plantas necesitan agua para sobrevivir, por lo que si no estás en casa deberás idear alguna manera de suministrársela. Quizá lo más sencillo sea pedirle a algún familiar o vecino de confianza que se pase por tu casa a regarlas de vez en cuando, pero si no esto no es posible, la OCU ofrece algunas opciones:

Hidrojardineras

Son macetas con un depósito inferior de agua que permanece separado de la tierra, suministrando a las plantas el agua necesaria sin que se pudran las raíces.

Riego automático

Con este sistema, las plantas se riegan automáticamente desde un depósito independiente que distribuye el agua a las macetas. Hay varios tipos (por gravedad o por bombeo, entre otros). Utiliza la red eléctrica o pilas para funcionar, por lo que si optamos por este sistema no podremos cortar la luz durante nuestra ausencia.

Conos de cerámica

Son unos conos que se introducen en las macetas, permitiendo que la porosidad de la cerámica deje pasar el agua a la maceta. Van unidos a un depósito externo que rellena el agua a medida que ésta se va agotando.

Gel de riego

Se trata de una gelatina que contiene agua y que se derrite progresivamente, regando las plantas poco a poco para que siempre tengan agua a lo largo de varios días. Es un sistema perfecto para interior, pero solo puede utilizarse en los casos en los que vayamos a estar fuera pocos días.

Fotos

Vídeos