Las Provincias

Cosas Practicas

Cómo quemar grasa abdominal rápidamente

Cómo quemar grasa abdominal rápidamente
  • El abdomen es una de las zonas más conflictivas de nuestro cuerpo en la que tiende a acumularse más grasa que en otras

La acumulación de grasa en la zona del abdomen suele ser el resultado de una vida sedentaria y unos malos hábitos alimenticios. Cuando se localiza en esta zona de nuestro cuerpo, la grasa tiende a ser más complicada de eliminar, dificultando la meta de conseguir un vientre plano.

Quemar esta grasa requiere esfuerzo y buenos hábitos, pero si te has propuesto lograr este objetivo estos consejos pueden ayudarte.

Para quemar la grasa abdominal es necesario hacer ejercicio. El primer consejo es que te pongas una rutina de ejercicios diarios para hacer al despertarte por las mañanas. No es necesario que sea de altísima intensidad, pero si debes ser constante. Por ejemplo puedes saltar a la cuerda o hacer algo de bicicleta estática. Hacerlo al despertar es bueno para quemar reservas de grasa que se hayan acumulado, acelerando el proceso de pérdida de peso.

Otro buen consejo es que desayunes bien. Mucha gente opta por saltarse comidas a la hora de adelgaza, pero esto no es una buena idea, y menos si la que eliminas es el desayuno. Un buen desayuno, compuesto por cereales, lácteos y fruta, te será de gran ayuda. Por ejemplo, puedes tomar un yogur con cereales, una tostada con aceite de oliva y un zumo recién exprimido. Así no solo durarás hasta la hora del almuerzo sin picar entre horas, sino que mantendrás tu metabolismo activo durante todo el día, contribuyendo a quemar más grasas.

También es una buena idea incluir en tu dieta zumos a base de frutas para que te ayuden a eliminar el exceso de grasa. Por ejemplo, el zumo de papaya es un gran aliado, así como el de pomelo o el de sandía. En la red puedes encontrar combinaciones deliciosas de frutas para hacerte zumos riquísimos.

No olvides hacer ejercicios abdominales. Lo ideal es realizarlos en varias sesiones a lo largo del día, si tu tiempo y rutina te lo permiten.

Que el desayuno sea una comida especialmente relevante no quiere decir que el resto de ellas no sean importantes. Uno de los principales errores que facilitan la acumulación de grasa en el abdomen es hacer cenas demasiado pesadas. Las cenas deben ser ligeras y lo ideal es ingerir la comida por lo menos 3 horas antes de acostarse para darle tiempo a nuestro organismo para hacer la digestión antes de ir a la cama.