¿Por qué se arruga la piel si la mantenemos mucho tiempo en el agua?

SABEMOS POR QUÉ

Se trata de un fenómeno reactivo mediado por el sistema nervioso autónomo

C. BENLLOCH

Cuando pasamos un largo rato en la bañera o la piscina los dedos de nuestros pies y manos quedan muy arrugados. Seguro que alguna vez te ha ocurrido o has visto a alguien con los dedos arrugados por pasar demasiado tiempo en el agua. ¿Por qué ocurre esto?

La primera información sobre este tema fue aportada por los científicos Thomas Lewis y George Pickering en 1936. Mientras realizaban estudios a un paciente que tenía dañado el nervio mediano que inerva varios dedos de la mano, notaron que cuando esta persona sumergía la mano en el agua la zona controlada por el mencionado nervio no se arrugaba.

Según explica el doctor Román Barabash Neila, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), y tal y como recoge 'Infosalus', antes se creía que se trataba del resultado del paso del agua por la capa externa de la piel, provocando que ésta se hinchara. Sin embargo, tal y como asegura Barabash Neila, datos más reciente han revelado que la formación de estas arrugas es en realidad un proceso activo, y que podría estar causado por la constricción de los vasos sanguíneos de debajo de la piel, controlada por el sistema nervioso autónomo.

Cuando el agua penetra en las capas externas de la piel altera el balance de electrolitos, y se envía un mensaje al cerebro. Éste responde solicitan a los capilares subcutáneos que se contraigan para evitar el flujo de sangre. Así consigue que la superficie de las capas interiores de la piel disminuya, pero no la de las capas exteriores (que cuentan con menos vasos), generando las arruga que vemos. Este proceso tarda entre 5 y 15 minutos en completarse, mientras que para que las arrugas desaparezcan hacen falta entre 15 y 20 minutos.

Fotos

Vídeos