¿Por qué los bostezos son tan contagiosos?

¿Por qué los bostezos son tan contagiosos?
SABEMOS POR QUÉ

Un estudio revela datos sobre el comportamiento humano

C. B.

Una condición inherente a cualquier persona y que no se puede olvidar consiste básicamente en el movimiento de nuestro cuerpo que imita la palabra o el gesto de otros seres humanos. Tal y como recoge el diario 'Ideal', se denomina 'ecofenómeno', y es la forma en que las personas aprendemos y también por la que se contagian los bostezos.

Un estudio de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, ha querido saber más sobre este fenómeno, para lo cual ha realizado un estudio a 36 adultos. Los sujetos vieron imágenes o vídeos de bostezos, y recibieron instrucciones para tratar de evitar bostezar a su turno. Los resultados de la investigación arrojaron datos interesantes sobre el fenómeno: y es que aquellas personas que trataban de no bostezar lo hacían más que aquellas que no intentaban evitarlo.

La conclusión de los investigadores es que el hecho de tratar de reprimir el bostezo (o cualquier ecofenómeno) nos empuja cerebralmente a hacerlo, complicando todavía más el poder evitarlo. Todavía hay que investigar más, pero Stephen Jackson, uno de los responsables del estudio, ha asegurado que "si podemos entender cómo las alteraciones en la excitabilidad de la corteza cerebral dan lugar a desórdenes naturales", éstos podrían ser potencialmente revertidos.

Fotos

Vídeos