«¡Vete a la porra!»: ¿Cuál es el origen de esta popular expresión?

«¡Vete a la porra!»: ¿Cuál es el origen de esta popular expresión?

Esta dicho tiene su origen en una expresión militar de castigo

C. BENLLOCH

Probablemente hayas escuchado alguna vez a alguien decir a otra persona, en tono cabreado: "¡Vete a la porra!". Esta expresión popular se utiliza de forma común para dejar claro a alguien que queremos dejar la conversación que manteníamos y/o que estamos enfadados. Pero, ¿de dónde viene?

El origen

Este dicho popular tiene su origen en una expresión militar de castigo. Tal y como explican desde 'Fundación Lengua', y según recoge José Mª Iribarren en su libro 'El porqué de los dichos', se utilizaba en los campamentos militares y hacía referencia al bastón que llevaba el tambor mayor de los antiguos regimientos. Este bastón, labrado y rematado con un puño de plata, se conocía popularmente como "porra". La porra era clavada en una ubicación del campamento para designar el lugar que servía de zona de castigo para los soldados.

Se utilizaba la fórmula "¡Vaya usted a la porra, soldado!" para enviarles allí, pues hacía referencia al lugar al que tenían que acudir cuando eran mandados a sufrir el arresto que se imponía por faltas leves que hubieran cometido.

La evolución de la expresión, que se sospecha propia de la zona de Madrid aunque ahora extendida a toda España, ha provocado que ahora se utilice para expresar enfado por un agravio leve, y se utiliza para comunicar a alguien que queremos que se marche y nos deje tranquilos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos