10 cosas que no sabías que tenían un uso concreto

10 cosas que no sabías que tenían un uso concreto

A veces objetos cotidianos presentan particularidades cuya utilidad desconocemos. Estos son algunos ejemplos

LAS PROVINCIAS

Seguramente alguna vez te has preguntado para qué servían estos objetos cotidianos, o partes de ellos cuya utilidad no conseguías adivinar. Pese a que seguro conoces y probablemente utilizas muchos de estos productos, es posible que no tengas claro para qué sirve alguna de sus partes.

El agujero de las tapas de los bolis

Permite que el aire pase a través de este objeto. Fue introducido en el diseño de las tapas para evitar que los niños se ahogaran si se tragaban la tapa por accidente.

Las cintas tras las botas

Estas cintas, a las que poca gente les da uso, tienen dos funciones: la primera es servir para colgarlas si es necesario, y la segunda es ayudar a calzárselas más fácilmente. Se mete el dedo índice dentro del bucle y se tira hacia arriba para ponerse las botas.

El relieve de las teclas

Algunas letras de los teclados de ordenador tiene unos pequeños relieves, concretamente las teclas "F" y "J". Aunque para la mayoría de personas no tienen uso, se trata de pequeñas guías que sirven a los mecanógrafos para escribir a toda velocidad sin mirar en teclado. Esta referencia les permite saber en qué tecla se encuentran sus dedos gracias al tacto.

Los discos de plástico blando en las tapas

Están ahí para evitar que escape el gas de las botellas, por eso se suelen encontrar en bebidas gaseosas.

El agujero del cucharón de pasta

Sirve para medir la ración de pasta necesaria para una persona.

El agujero de los candados

Seguramente habrás visto alguna vez que los candados tienen un pequeño agujero ubicado al lado de la cerradura donde se introduce la llave. Mucha gente piensa que está ahí para forzar la apertura, pero en realidad se trata simplemente de una apertura que ayuda a evitar la acumulación de humedad, y por tanto a evitar que el objeto se oxide si le entra agua. También puede utilizarse para verter aceite si el mecanismo se atasca por el tiempo.

El pequeño bolsillo de los vaqueros

La propia icónica compañía de vaqueros Levi's explicó que aunque originalmente fueron diseñados para que la gente guardara sus relojes, en la actualidad se utilizan para guardar una infinidad de cosas pequeñas: desde monedas hasta preservativos o tampones.

La parte azul de las gomas de borrar

Algunas gomas de borrar tienen una parte que es de otro color, generalmente azul. Se trata de una zona que sirve para borrar la tinta de bolígrafos. Es más dura, por lo que debe usarse con cuidado o se puede llegar a perforar el papel.

El pequeño trozo de tela que viene con algunas prendas

Los fabricantes incluyen una pequeña muestra de tejido, que suele ir cosida o enganchada en el interior junto a la etiqueta, para que podamos probar como reacciona la tela a distintos detergentes o productos de limpieza antes de aplicarlos a la totalidad de la prenda.

Los agujeros en las zapatillas

Algunas deportivas o zapatillas, como las famosas Converse All Star, cuentan con un par de agujeros en el lateral interior del pie. Aunque los usuarios suelen considerarlo algo decorativo, lo cierto es que estos agujeros tienen una utilidad: ayudan a ventilar el pie y contribuyen a la transpiración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos