10 buenos hábitos de alimentación para el nuevo año

10 buenos hábitos de alimentación para el nuevo año

La OCU da algunos consejos para mejorar la salud y mantener un corazón sano y fuerte

C. B.

Comer bien y hacer ejercicio son las claves para mantenerse en buena forma y sentirse bien. Son muchas las personas que al comenzar el nuevo año se plantean como propósito comer mejor, eliminando de la dieta los excesos de grasas, azúcares o sal, y hacer ejercicio. Si cuidarte más está entre tus planes para este 2018, atento a estos consejos de la Organización de Consumidores y Usuarios sobre buenos hábitos.

No se trata de ponerse a dieta, ni de machacarse en el gimnasio, sino de introducir una correcta alimentación en el día a día y sacar tiempo para hacer un poco de ejercicio, como correr media hora al día. Con unos buenos hábitos se puede mejorar la salud cardiovascular, uno de los principales problemas en nuestro país.

Estos son 10 buenos hábitos, según la OCU:

  • 1

No pesar ni demasiado ni demasiado poco

Es importante adecuar la ingesta calórica, evitando el sobrepeso. La OCU recuerda que una reducción de tan solo el 10% del peso tiene efectos muy positivos en los niveles de colesterol en sangre.

  • 2

Evita las grasas saturadas

Las grasas saturadas aumentan los niveles de colesterol LDL. Lo mejor es basar la alimentación en productos frescos y evitar en la medida de lo posible los procesados. Pueden servir para salir del paso en un momento puntual, no es necesario abandonarlos por completo, pero sí no abusar de ellos. Los productos frescos resultan más saludables.

  • 3

No abusar del azúcar

El consumo excesivo de azúcares añadidos está directamente relacionado con la obesidad, y de ahí con los problemas cardiovasculares. Lo mejor es disminuir en la medida de lo posible su consumo. Con el tiempo, el paladar se acostumbra a las cosas menos dulces.

  • 4

Reducir el consumo de sal

El consumo excesivo de sal se ha relacionado con un aumento de la tensión arterial. La hipertensión, que exige mayor esfuerzo al corazón, con el tiempo resulta nociva para la salud. Como ocurre con el azúcar, con el tiempo el paladar de acostumbra a una menor cantidad de sal. Además, puedes sazonar tus platos con especias y hierbas de forma más saludable para contrarrestar la falta de sal.

  • 5

Carne y pescado

No es necesario consumirlos a diario, pues una dieta con variedad de verduras y hortalizas también puede ser muy rica en proteínas. No hay que eliminarlos, pero si saber que no es necesario consumirlos en grandes cantidades. También debes recordar que, entre todos el pescado, el azul es muy beneficioso para la salud cardiovascular.

  • 6

Huevos, grandes aliados

No tiene por qué limitar la ingesta de huevos a tres a la semana. Puedes tomar más -obviamente, con moderación- siempre que evites prepararlos siempre fritos. Recuerda que los huevos pueden prepararse de muchas maneras: pasados por agua, duros, escalfados, "cocotte", revueltos, al plato, en tortilla... Prueba nuevas formas de cocinarlos y verás como los disfrutas incluso más.

  • 7

Varía en la técnica de cocinado

De la misma forma que los huevos, existen muchas formas de cocinar y no es necesario hacer todo a la plancha. Otras técnicas permiten preparar los alimentos con menos grasa: hervidos, al vapor, asados, braseados... Incluso crudos, en ensaladas o similares.

  • 8

El alcohol, con moderación

La OCU explica que al ingerir alcohol, éste es absorbido por nuestro organismo rápidamente. La sangre traslada el etanol y el metanol hasta el hígado, donde estas sustancias se metabolizan hasta convertirse en "calorías vacías" (7 kcal por gramo de alcohol consumido). Es decir, calorías que solo proporcionan energía y no tienen ningún valor nutritivo añadido. Evitar el consumo excesivo es vital para mantenerse en buen estado de salud.

  • 9

Alimentos funcionales

Aquellos alimentos creados por la industria alimentaria con nutrientes añadidos (como omega-3, por ejemplo) son útiles, pero no servirán de nada si no cambiamos nuestras pautas de vida, llevamos una dieta equilibrada y hacemos algo de ejercicio.

  • 10

Un poco de ejercicio, básico

No es necesario ir al gimnasio. Basta con que te propongas moverte más, para lo cual puedes ponerte pequeñas metas como ir andando al trabajo o a cualquier otro sitio si no está muy lejos, o correr/andar media hora al día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos