Cerezas o picotas: ¿sabes diferenciarlas?

Todas las picotas son cerezas, pero no todas las cerezas son picotas. Su aspecto físico, su sabor y el inicio de la temporada de cada una son distintos

C. BENLLOCH

Las cerezas son una de las frutas más consumidas cuando están en temporada. Es una fruta que, aunque es originaria del medio oriente, se produce de forma muy correcta en distintas zonas de España. Es muy apreciada por los consumidores debido a su sabor y beneficios para la salud. Cuando vamos a la frutería, encontramos que podemos comprar cerezas o picotas. Para decidir cuál de las dos escoger es necesario conocer en qué se diferencian.

¿Cuál es la diferencia entre ellas?

Básicamente la diferencia se puede resumir en esta afirmación: todas las picotas son cerezas, pero no todas las cerezas son picotas. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recopilado una serie de aspectos que las diferencian para guiar a los compradores.

  • 1

Aspecto físico. La diferencia entre ambas está en el rabito. Las picotas son un tipo de cerezas que se suelen presentar sin él, ya que durante la recolección éste se queda unido al árbol. El resto de cerezas siguen teniendo el rabito cuando las compramos, y generalmente son algo más pequeñas.

  • 2

Sabor. Las picotas suelen tener un sabor más dulce y sabroso que otras cerezas. También es común que se sientan más crujientes al comerlas que el resto.

  • 3

Temporada. La temporada de la picota no empieza hasta el mes de junio y llega hasta el mes de agosto, mientras que la temporada del resto de cerezas es más temprana: comienza en el mes de abril y se extiende hasta el mes de julio.

Fotos

Vídeos