Las 6 claves de la felicidad

Las 6 claves de la felicidad

Una clase impartida en la Universidad de Harvard trata sobre la «ciencia de la felicidad», y se centra en los aspectos psicológicos de una vida plena

C. BENLLOCH
C. BENLLOCH

La felicidad. La Real Academia Española de la Lengua la define como un "estado de grata satisfacción espiritual y física", así como la "ausencia de inconvenientes o tropiezos". Esta emoción que todos conocemos y a la que aspiramos, suele ir aparejada a una condición interna o subjetiva de satisfacción y alegría. Se ha hecho un hueco como meta a alcanzar en nuestra sociedad, y su condición subjetiva y dificultad para definirla la han convertido en materia de estudio en la Universidad de Harvard.

El doctor israelí Tal Ben-Shahar es el profesor de esa materia en la prestigiosa universidad, y sus estudios sobre la felicidad han dado la vuelta al mundo bajo la premisa "no tienes que ser perfecto para llevar una vida más rica y feliz".Él sostiene que se puede aprender a ser feliz, de la misma forma que se aprende a nadar o a practicar un deporte. El secreto es, según este profesor, "aceptar la vida tal y como es".

Estas son las seis claves de la felicidad, según la Universidad de Harvard:

Perdonar los fracasos

Ben-Shahar asegura que es imposible no sentir emociones negativas, ya que forman parte de la vida. Son tan naturales como la alegría y en bienestar, por lo que hay que aprender a aceptarlas. Si lo hacemos, conseguiremos "abrirnos a disfrutar de la positividad y la alegría", explica el profesor, que sostiene que es necesario aceptarse como uno es y darse el derecho a ser humano, equivocarse y perdonarse la debilidad.

Agradecer las cosas buenas

Otro punto clave importante es no dar por hecho lo bueno, tanto si se trata de cosas grandes como pequeñas. Esto ayudará a ser más consciente de las cosas buenas que nos pasan, aunque también las haya malas, compensando la balanza.

Hacer deporte

Sí, practicar ejercicio nos ayudará a ser felices. Según Ben-Shahar no es necesario machacarse, con salir a andar a paso rápido durante 30 minutos al día es suficiente, pues consigue el objetivo de que nuestro cerebro genere endorfinas, responsables de hacernos sentir bien: mitigan el dolor y causan placer.

Combinar ocio y trabajo

El profesor de la Harvard asegura que es importante identificar lo importante y concentrarse en ello. Combinar ocio y trabajo de forma correcta implica simplificar. Ya se dice que "quien mucho abarca, poco aprieta", por lo que es interesante centrarse en el trabajo cuando se está realizando tareas y desconectar verdaderamente cuando se está disfrutando del tiempo libre.

Practicar la meditación

Meditar es un buen ejercicio para conseguir fortaleza interior. Aprovechar esos momentos para conducir nuestros pensamientos hacia lo positivo, pues esto aportará ratos de paz, según Ben-Shahar.

Analizar lo bueno y lo malo

Estudios han detectado que los pacientes depresivos se atribuyen a sí mismos los fracasos, mientras que consideran los éxitos como el resultado de situaciones o personas externas. Por el contrario, la gente positiva tiende a "colgarse las medallas" y atribuir la responsabilidad de los problemas a otros. Atribuirse a uno mismo los méritos que merece contribuirá a la felicidad. El profesor recuerda que es imporante entender que la felicidad no es una finalidad, sino más bien algo en lo que trabajar cada día. La felicidad es el viaje en sí, no el destino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos