Las Provincias

Cosas Practicas

Algunos trucos para evitar roncar por la noche

Algunos trucos para evitar roncar por la noche
  • Este sonido no solo molesta a la pareja para dormir, sino que también puede interrumpir el propio sueño

Son muchas las personas que roncan por la noche, sufriendo este molesto sonido tanto ellos mismos como sus parejas, familiares o compañeros que viven en la misma casa. Roncamos cuando la lengua, la garganta superior, el paladar y la úvula vibran contra las amigdalas y los ganglios. Las razones más comunes son el sobrepeso, los resfriados, las alergias, la ingesta de alcohol o el consumo de tabaco.

Roncar no solo es molesto para las personas que se encuentran cerca, sino que en algunos casos también puede llegar a interrumpir el propio sueño impidiendo un correcto descanso. Estos son algunos consejos que pueden ayudar a dejar de roncar:

Almohadas de más

Utilizando más cojines o cojines más altos se puede conseguir una postura un poco más vertical, lo que permitirá mantener abierto el conducto de aire y evitar así los ronquidos.

Dormir de lado

Cuando se duerme boca arriba el conducto de aire se bloquea más fácilmente, provocando que se empiece a roncar. Para evitar que esto ocurra se debe emplear una postura para dormir que no permita que la entrada de aire quede bloqueada. Dormir de lado es una manera sencilla de conseguirlo, aunque puede llevar un tiempo acostumbrar el cuerpo a una persona que suele dormir boca arriba.

Gárgaras con menta

Para los casos en los que los ronquidos vengan dados por resfriado o alergia, hacer gárgaras con menta antes de dormir puede ser de ayuda para no roncar. Agrega una gota de aceite de menta a un vaso de agua fría para hacer las gárgaras. Escupe el agua cuando hayas terminado. Otra opción es hacer las gárgaras con té de menta, que puede comprarse fácilmente en cómodas bolsitas en el supermercado.

Collarín

Puede parecer exagerado, pero utilizar un collarín alza la barbilla y el canal de aire se mentiene abierto correctamente, evitando los ronquidos. A algunas personas les resulta muy incómodo, pero otras apenas lo notan y puede ser una buena y rápida solución.

Perder peso o dejar de fumar pueden ayudar

La obesidad o el sobrepeso en una de las causas más importantes de los ronquidos. Perder peso puede ayudar a evitar hacer este tipo de ruidos al dormir, además de ser saludable. Los malos hábitos como fumar o el consumo excesivo de alcohol también pueden fomentar los ronquidos, dejar el consumo de tabaco o reducir el consumo de alcohol pueden resultar también de ayuda.

Ronquidos en niños

Los niños pueden roncar en momentos puntuales debido a un resfriado o a alergia. Pero si los ronquidos persisten, las causas más comunes en menores suelen ser el sobrepeso o un tamaño grande de las amigdalas. En estos casos es recomendable acudir al pediatra para que analice al pequeño y nos ofrezca las mejores soluciones en cada caso.