Las Provincias
Cosas Practicas

Cómo arrancar un coche con pinzas

Cómo arrancar un coche con pinzas
  • No hace ninguna falta ser expertos mecánicos, pero si que hay algunos trucos y maniobras que es necesario conocer

Para aquellos que puedan tener miedo por quedarse tirados con el coche y no saber volver a arrancarlo, facilitamos una pequeña guía para poder arrancar el vehículo. No hace ninguna falta ser expertos mecánicos, pero si que hay algunos trucos y maniobras que todos deberíamos conocer. Y quizás la más importante sea, precisamente, arrancar el coche con pinzas.

Esta acción es indispensable si el coche se nos queda sin batería y no podemos encenderlo como hacemos habitualmente con la llave, y es muy fácil de hacer, aunque puede resultar peligroso si no se hace correctamente. Ahora ya sabrás qué hacer si te has dejado las luces, o la radio encendida.

Las pinzas no son más que una herramienta sencilla para transmitir la energía eléctrica de una batería cargada a una descargada para que ésta última pueda encenderse. Hay que tener en cuenta que, a la hora de realizar esta maniobra, los dos coches deben estar separados (las carrocerías nunca en contacto), el contacto de ambos debe estar en un principio apagado, y que ambas baterías deben tener el mismo voltaje.

Pasos a seguir

En un primer lugar hay que coger una de las pinzas con el cable rojo y conectarla al borne positivo (signo "+") de la batería cargada, conectando el otro extremo de la pinza al borne positivo de la batería descargada.

Con el cable negro, colocaremos un extremo de la pinza en el borne negativo de la batería llena, y el otro lo conectaremos "a masa", siendo lo más recomendable conectarlo al chásis o la carrocería.

Una vez comprobado que está todo bien conectado y que no hay contacto con ningún cable, se arrancará el motor de la batería cargada, acelerando suavemente durante unos instantes. Pasado un tiempo, se apaga el coche y se trata de encender el coche de la batería "recargada". Se recomienda dejarlo en marcha unos minutos para que el propio motor en marcha cargue un poco más su batería. Ahora, ya se podrá apagar de nuevo el coche y retirar los cables en orden inverso a cómo los habíamos conectado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate