Cómo preparar tu coche para el frío y la nieve

Cómo preparar tu coche para el frío y la nieve
SEGURIDAD VIAL

El correcto mantenimiento del vehículo es especialmente importante en esta época del año debido a la nieve, las bajas temperaturas, las lluvias o el viento

C. B.

El correcto mantenimiento de nuestro coche es fundamental en cualquier momento del año. Pero para evitar problemas desagradables, durante la época de invierno es especialmente importante debido a la nieve, las bajas temperaturas, las lluvias o el viento. Las condiciones meteorológicos de los meses de frío pueden afectar a nuestro vehículo, por lo que es indispensable estar preparado para conducir seguros en carretera. La Dirección General de Tráfic ofrece algunos consejos que te ayudarán a poner tu coche a punto para esta época:

  • 1

Las bajas temperaturas pueden afectar al motor de los vehículos. Para un buen funcionamiento el líquido anticongelante es vital, por lo que es importante que revises periódicamente que los niveles se encuentran entre los recomendados por los fabricantes. Así te asegurarás de que el circuito interno no llega a congelarse y protegerás correctamente el circuito de refrigeración.

  • 2

Los niveles de aceite también son importantes, así como el líquido de frenos o de la batería. Ésta, además, suele descargarse con más facilidad en invierno, por lo que conviene revisar su buen funcionamiento de vez en cuando.

  • 3

Los neumáticos pierden adherencia a la carretera en condiciones de nieve o lluvia. Es importante revisar la presión de las ruedas y la banda de rodadura, asegurándonos de que no tienen grietas o están excesivamente desgastadas para evitar sorpresas desagradables. No olvides llevar cadenas si crees que vas a necesitarlas, y también puedes optar por instalar neumáticos de invierno para mejorar el agarre y la tracción si sueles conducir en lugares con presencia de nieve.

  • 4

Revisa el estado de los limpiaparabrisas, asegúrate de que funcionan correctamente -sobre todo si llevas tiempo sin utilizarlos-, ya que las gomas pueden no estar en buenas condiciones cuando los necesites.

  • 5

Es condiciones de poca visibilidad, como nevadas, lluvias o niebla, es importante que las luces del vehículo funcionen correctamente. No se trata únicamente de que podamos ver a los otros conductores, sino de que ellos también nos vean a nosotros, por lo que es importante que no prestemos solo atención a los faros delanteros. Las luces trasera son igual de importantes, y si las condiciones meteorológicas impiden una correcta visibilidad lo mejor es conducir con las luces siempre encendidas.

  • 6

Si vas a realizar un viaje en coche comprueba la previsión meteorológica durante esos días para estar preparado. Es recomendable circular con el depósito lleno por si acaso, y recuerda llevar mandas y ropa de abrigo por si surgiera algún problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos