Campañas fraudulentas a través de la red: radiografía del engaño

Campañas fraudulentas a través de la red: radiografía del engaño
TECNOLOGÍA Y MÓVILES

La OSI alerta de los peligros que entrañan y proporciona algunos trucos sobre cómo actuar para evitar caer en la trampa

C. BENLLOCH

Las campañas de falsos vales descuento llevan tiempo extendiéndose a través de las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea como Whatsapp. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) o la Policía Nacional han alertado en numerosas ocasiones de los peligros que ocultan estas falsas promociones, que cautivan a los consumidores prometiendo grandes descuentos en productos de marcas conocidas. Ha ocurrido con empresas tan conocidas como Lidl, Mercadona o Zara, entre otras. Pese a las advertencias, este tipo de timos continúan proliferando cada vez más.

Cómo funcionan

Tal y como explican desde la web de la OSI, este tipo de campañas fraudulentas tienen algunos elementos comunes: crean una expectativa de "premio" en las potenciales víctimas y suelen suplantar a marcas conocidas o grandes compañías.

Este tipo de engaños suelen distribuirse y propagarse a través de las redes sociales o las apps de mensajería instantánea, por lo que llegan a los usuarios de la mano de amigos, familiares o conocidos. Esto provoca una falsa apariencia de confianza, pues pensamos que son nuestros conocidos quienes nos lo han hecho llegar, cuando en realidad en numerosas ocasiones estos mensajes son enviados de forma automática.

Los peligros

Generalmente, este tipo de campañas fraudulentas no tienen otro objetivo que la recopilación de datos de los usuarios. En muchos casos suscriben a las víctimas a listas de distribución para el envío de publicidad, y en obtienen datos como el teléfono móvil para inscribirlos a servicios de SMS premium sin consentimiento que suponen altos costes para los consumidores. También hay casos en los que se solicita a los usuarios que realicen llamadas a servicios de tarificación especial.

En otras ocasiones consiguen que los internautas descarguen en sus dispositivos accesorios, programas o extensiones que "secuestran" los navegadores, cambiando la página de inicio, el motor de búsqueda o que muestran publicidad no deseada. Aunque estos casos no son peligrosos, es conveniente estar alerta para evitarlos, pues pueden afectar al buen funcionamiento de los equipos.

También te puede interesar...

Algunos consejos para evitar caer en la trampa

Lo primero que la OSI aconseja es desconfiar de este tipo de mensajes, aunque nos hayan llegado a través de amigos o familiares. Es importante leer toda la información relacionada con ellos, y ante la más mínima duda consultar con la empresa en cuestión. Esto se puede hacer de forma sencilla a través del correo electrónico o incluso en redes sociales, como Twitter o Facebook. Si la compañía no tiene constancia oficial de la promoción, lo mejor es descartarla. Y sobre hay que recordar que si reenviamos el mensaje estaremos contribuyendo a la propagación del fraude.

La OSI proporciona una serie de recomendaciones básicas para evitar caer en este tipo de trampas:

  • 1

No abrir mensajes, ya sean SMS o correos electrónicos, de desconocidos o que se recuerde haber solicitado. Lo mejor es eliminarlos directamente.

  • 2

No responder en ningún caso a estos mensajes.

  • 3

No reenviar los mensajes, pues de esta forma se podría estar contribuyendo a propagar el fraude.

  • 4

No hacer click en enlaces de corres electrónicos, SMS, mensajes de Whatsapp o de redes sociales, incluso aunque provengan de contactos conocidos

-

  • 5

No descargar ficheros adjuntos sin analizarlos previamente.

Minimizar los daños

Si crees que puedes haber sido víctima de un timo de este tipo, lo mejor es que permanezcas atento por si empiezas a recibir correos o SMS extraños. Si notas algo extraño, puedes ponerte en contacto con tu proveedor de telefonía para solicitar que te den de baja de los servicios premium.

Por otro lado, no olvides realizar un escaneo de tu ordenador o cualquier otro dispositivo que creas que puede estar afectado para asegurarte de están libres de virus, malware y que no han sido afectados por 'phishing'.

La OSI indica también que otra medida que puedes tomar es monitorizar lo que se publica de ti en la red para asegurarte de que tus datos no están siendo utilizados sin tu consentimiento. Para ello puedes utilizar herramientas gratuitas como Google Alerts. Si encuentras algo sospechoso puedes dirigirte a la Agencia Española de Protección de Datos para que te asesoren sobre cómo proceder.

Fotos

Vídeos