Cómo proteger a los menores de contenidos inadecuados en los smartphones

TECNOLOGÍA Y MÓVILES

En muchas ocasiones, los hijos saben utilizar los terminales mejor que los padres. Así se pueden configurar sus móviles para evitar que puedan acceder a contenidos inapropiados

C. B. / LAS PROVINCIAS

Las nuevas generaciones utilizan la tecnología desde una edad muy pronta. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2016, un 25% de los niños de 10 años ya posee un móvil, cifra que aumenta al 50% con tan solo un año más, con 11 años. Con 12 años los menores que poseen un terminal móvil ya superan el 72% y alcanzan el 86% con 13 años. A partir de los 14 años, la cifra ya supera el 90%.

Los datos del INE también determinan que el dispositivo más utilizado para conectarse a Internet, con mucha diferencia, ya es el teléfono móvil (93,3%) Tras él se sitúan el ordenador portátil (57,8%), el ordenador de sobremesa (45,4%) y las tablets (41,5%).

Por ello es importante que los padres puedan aplicar medidas de seguridad con la finalidad de proteger a los menores de contenidos no recomendados para ellos, o que puedan resultar inapropiados. Además de este tipo de contenidos, también existe el problema de los excesos, es decir, la posibilidad de que los menores empleen demasiado tiempo conectados o chateando a través de apps de mensajería instantánea. Para evitar estos conflictos será necesario configurar el smartphone de los menores con control parental.

Configurar el control parental en iOS

El propio sistema operativo del iPhone incluye una opción para aplicar el control parental. Estos terminales cuentan con una opción llamada 'Restricciones', a través de la cual se puede bloquear o limitar el uso de determinadas aplicaciones.

Para activar las restricciones solo hay que pulsar sobre el icono de Ajustes > General > Restricciones. Una vez aquí el teléfono nos pedirá que establezcamos un código. Este código será el que se utilice para habilitar o inhabilitar determinadas aplicaciones o contenidos, que al ser marcados para los menores aparecerán como desactivados.

Configurar el control parental en Android

Para poder habilitar el control parental será necesario que el terminal del menor cuente con una versión de Android 5.0 Lollipop o superior. A partir de Android Lollipop existe la posibilidad de crear varios perfiles de usuario para un mismo dispositivo, por lo que podremos crear un perfil específico para los menores.

Para hacerlo deberemos dirigirnos a Ajustes > Usuarios, y añadir un nuevo usuario. Cuando esté creado podremos configurar determinadas restricciones, como por ejemplo eliminar la posibilidad de realizar compras in-app, limitar el uso de páginas web, y determinar qué aplicaciones se pueden o no ejecutar en el móvil.

Es importante desactivar la opción para poder instalar aplicaciones de origen desconocido, pues los menores suelen tener conocimientos avanzados en informática y podrían instalarlas desde medios externos a la tienda de aplicaciones de Google. Para desactivar esta opción solo hay que ir a Ajustes > Seguridad y desmarcar la opción mencionada.

Otros métodos

Como siempre, existen numerosas aplicaciones disponibles en las distintas tiendas de apps que ofrecen control parental. Se trata de aplicaciones de desarrolladores independientes que pueden aportar funciones adicionales al control parental con el que cuentan los terminales de serie. Éstas permiten, por ejemplo, marcar límites de uso diario para evitar que los menos pasen demasiado tiempo enganchados al móvil, entre otras opciones. Las más conocidas son Kid's Sell, Kaspersky SafeKids o Dinner Time (permite bloquear un dispositivo desde nuestro smartphone, para limitar el uso por ejemplo durante la horas de la comida o de estudio).

Fotos

Vídeos