¿Suspender, hibernar o apagar? Cómo escoger la mejor opción para tu portátil

TECNOLOGÍA

Existen muchos mitos y dudas sobre las distintas funciones. Explicamos en qué consisten para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades

C. B.

Ya tengas un portátil con Microsoft Windows o macOS, tienes a tu disposición diversas opciones para cuando no esté en uso. Puedes escoger entre apagarlo por completo, hibernar o suspender la sesión, pero debes saber que las características de dichas funciones son diferentes, por lo que resulta interesante saber de que se tratan para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Estas son las diferentes opciones disponibles, tanto para Windows como para macOS, y para qué sirven:

Windows Suspender

Consume poca energía, el portátil se inicia más rápida y puedes seguir trabajando con él exactamente en el punto en el que lo dejaste. Windows guarda automáticamente el trabajo, por lo que no debes preocuparte por perderlo si el portátil se queda sin batería o se apaga. La mayoría de portátiles entran en suspensión por defecto cuando cerramos la tapa.

Cuándo utilizarlo

Windows asegura que se trata de la función idónea para cuando vayas a estar apartado del ordenador durante un periodo breve de tiempo, por ejemplo para tomarte un descanso.

Hibernar

Usa menos energía que la suspensión, y cuando se arranca el equipo de nuevo, vuelves al mismo punto donde lo dejaste. Permite ahorrar tiempo al inicio con respecto al apagado completo, aunque no es tan rápido como la suspensión.

Cuándo utilizarlo

Microsoft recomienda utilizar esta opción cuando no vayas a usar el portátil durante un largo periodo, y sepas que no podrás cargar la batería durante ese tiempo. Por ejemplo, si terminar de utilizar el ordenador un día pero piensas continuar tu trabajo al día siguiente, esta podría ser la mejor opción.

Apagar

Esta opción apaga el portátil por completo, es decir, que cierra toda la actividad que estuvieras llevando a cabo con él. Es más lento que las otras opciones al inicio, pero permite tener un consumo cero durante el tiempo que esté apagado.

Cuándo utilizarlo

Es la mejor opción si vamos a pasar varios días sin usar el ordenador.

macOS

Apple cuenta el 'modo reposo', desarrollado para que el consumo de energía sea el mínimo y el portátil cuente con un rápido reinicio. La compañía recomienda que se utilice el modo reposo en general, reservando la opción de apagar el ordenador para cuando no vayamos a utilizarlo por un periodo de tiempo prolongado.

Reposo

Si utilizas de forma continua tu portátil Mac, es posible que la mejor opción sea utilizar el modo reposo. Se inicia más rápido que si lo apagamos, ya que está encendido pero consume una cantidad de energía mucho menor, por lo que necesita menos tiempo para activarse. Para reactivarlo basta con pulsar en la barra espaciadora.

Cuándo utilizarlo

Es la mejor opción si vamos a volver al trabajo relativamente pronto.

Apagado

La opción de apagar empleará más tiempo para volver a iniciar el dispositivo la próxima vez que queramos utilizarlo, pero puede contribuir a alargar la vida útil y no malgastar energía (o los preciados ciclos de carga). Si no te importa esperar un poco más para volver a ponerte en marcha, puedes optar por apagar el mac cada noche. Apple recomienda que se espere hasta que la pantalla del portátil se encuentre totalmente en negro antes de cerrar la tapa, pues de lo contrario podría no apagarse correctamente y podría emplear más tiempo del debido al encenderse de nuevo.

Programar el apagado

Es posible programar el apagado así como el encendido del Mac. De esta forma podremos asegurarnos de que el ordenador se apaga cuando no estemos trabajando con él. De igual manera, podemos programarlo para que se encienda antes de la hora en la que sabemos que vamos a trabajar para ahorrar tiempo.

Fotos

Vídeos