4 trucos que te ayudarán a completar tu lista de tareas diarias

4 trucos que te ayudarán a completar tu lista de tareas diarias

Terminar con todas ellas reduce notablemente el estrés, pero no siempre lo lo conseguimos: la mitad de los días no completamos ni la mitad de lo que habíamos planeado

C. BENLLOCH

Una de las fuentes de estrés es lograr completar la lista de tareas diarias para el final del día sin tener que aplazar ninguna de ellas para el día siguiente. Terminar con todas ellas, además de sentar genial, reduce notablemente el estrés, pero no siempre lo lo conseguimos: la mitad de los días no completamos ni la mitad de lo que habíamos planeado.

Si formas parte de ese grupo de personas que se ha acostumbrado a añadir diariamente varias tareas al grupo de "incompletas", estos trucos de expertos pueden ayudarte a finalizar tu jornada logrando colgar el cartel de "completado".

Limitar las tareas

Entre 5 y 7 tareas es el número óptimo a proponerse al día. Impone un límite a la cantidad de tareas que podemos planear diariamente es de ayuda para tomar decisiones sobre qué es realmente importante o urgente, y qué no lo es. Por otro lado, abordar una lista que cuenta con 20 elementos es mucho más abrumador que plantearse completar solo 6 de ellas.

Divide tu lista en secciones

En toda lista de tareas hay algunas que son sencillas de realizar y otras más complicadas, que por su naturaleza necesitan más tiempo o más pasos para llevarlas a cabo. Organiza tus tareas, ya sea por secciones en relación a su naturaleza, complejidad o parecido entre ellas. Te ayudará a tener una visión más global de lo que tienes que hacer durante el día, y por tanto a organizarte mejor.

Prueba una organización por horas

Si las listas de tareas comunes no son lo tuyo, puedes probar a determinar qué tiempo debes dedicar al día a cada cosa. Planeando qué cantidad de horas vas (o puedes) dedicar a cada tarea te ayudará a organizar tu agenda y las distintas horas del día. Conseguirás reducir interrupciones y simplificar tus planes y tareas.

Incluye cosas que no debes, sino que quieres hacer

Incluir tareas que te apetezca llevar a cabo contribuirá a tu motivación para ponerte a completar la lista. Es obvio que hay trabajos que no tenemos más remedio que hacerlos aunque no nos apetezca, pero seguramente hay otras que sí tienes ganas de abordar. Incluirlas será un buen punto de partida para arrancar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos