Cadenas de tela para la nieve y el hielo. / Wikicommons

Cómo poner las cadenas con nieve o hielo al coche

Cerca del 80% de los conductores asegura no saber montar las cadenas o nunca lo han intentado, según la DGT

LP.ES VALENCIA

Cerca del 80% de los conductores asegura no saber montar las cadenas o nunca lo han intentado. Son datos d ela DGT, que recuerda que las cadenas (metálicas o textiles) son un elemento imprescindible que no puede faltar en el maletero si pensamos circular por zonas donde es posible que nieve.

La falta de práctica al ponerlas puede hacer que no sirvan, compliquen nuestro viaje e incluso comprometan nuestra seguridad, por lo que conviene practicar antes de utilizarlas y comprobar que se ajustan al tamaño de nuestros neumáticos.

En este vídeo se explica cómo poner las cadenas de una forma sencilla, rápida y segura.

El RACE explica cómo hacerlo de forma correcta en tres pasos:

Consejos para montar las cadenas de nieve

1. Montarlas cuando la calzada esté cubierta de nieve. Circular con las cadenas sobre el asflata degrada los neumáticos y puede dañar las propias cadenas. ya que circular con ellas sobre el asfalto degrada los neumáticos. E

2. Montar las cadenas con el coche parado en un lugar seguro. Poner las luces de emergencias y señalizar con los triángulos de emergencia.

3. Llevar una manta en el coche para poder apoyarnos sobre ella en el suelo sin mojarnos ni ensuciarnos. También es útil llevar guantes para proteger las manos del frío y una linterna por si es de noche o hay poca luz solar.

4. Las cadenas se montan siempre en las ruedas motrices (en función de la tracción del modelo del vehículo pueden ser delanteras (generalmente) o traseras)

5. En las cadenas metálicas, asegurarse de que están sin nudos. Hay que pasarla por detrás del neumático y cuando está bien desplegada se levantan los extremos del anillo interior y se atan por la parte superior del neumático. Luego hay que centrarla por delante, cerrarla, tensarla al máximo y atar el cabo sobrante. Hecho esto, circulamos unos metros y volvemos a tensarlas para lograr el mejor ajuste. Después podemos continuar la marcha.

Las cadenas más económicas son las metálicas, complicadas de colocar en medio de una nevada. Las más recomendables, las de tela. No son especialmente caras y sí efectivas y de sencilla instalación. No hay que fiarse de recursos milagrosos como botes de spray y cadenas de tela excesivamente baratas, de origen sospechoso o vendidas por no profesionales.

Tráfico recomienda utilizar neumáticos especiales de invierno en lugar de cadenas, en especial si se frecuentan zonas de clima frío y nevadas habituales. Éstas deben incorporar el símbolo de una montaña de tres picos y un copo de nieve en su interior.