Las Provincias
Cosas Practicas

Cómo combatir y mejorar la apariencia del rostro cansado

Cómo combatir y mejorar la apariencia del rostro cansado
  • salud

  • Ojos hinchados, ojeras, piel seca o flácida y con líneas de expresión... Algunos trucos para combatirlos y que nadie note que has pasado una mala noche

El aspecto de un rostro cansado es difícil de esconder: ojos y cara hinchados, ojeras, piel seca, flácida y con línea de expresión... Son varios los factores que pueden hacer que tu cara tenga apariencia de cansancio.

La causa más común es la falta de sueño, pero hay otras como las alergias, bajos niveles de hierro en sangre, una mala alimentación o el estrés, además de los procesos inevitables del evejecimiento.

Para todos los que se levantan con el rostro cansado y necesitan una soluciones rápidas para que no se note en su día a día, hemos recopilado algunos consejos.

Después de una mala noche, lavarse la cara con agua fría ayuda a que tengamos menos apariencia de cansancio. El frío constriñe los vasos sanguíneos, por lo que da a la piel un aspecto más tonificado y suave. Pero, ¡ojo! No vayas a usar agua con hielo, porque podrías dañar los capilares de tu cara.

Una buena dosis de ejercicio matutino puede ser de gran ayuda. Con una media hora de ejercicio 5 días a la semana sería más que suficiente. Además, el ejercicio de ayudará a estar cansado por la noche y por tanto a conciliar el sueño, por lo que también es útil para prevenir el rostro cansado.

La leche es muy buena para suavizar la piel. Para aplicarla, puedes mojar una toalla en leche fría y ponértela sobre la cara durante 5 minutos. Verás como mejora.

También puedes realizar una mascarilla exfoliante de fresa licuando dos fresas y 1/4 de taza de crema batida o nata. Aplica la mezcla durante 10 minutos y después limpia la zona. Esta mezcla servirá para eliminar las células muertas que se acumulan en la piel y que son las responsables de manchas y líneas en la piel.

El zumo de uvas es útil como reafirmante de piel. Puedes machacar unas cuantas uvas y usarlas como mascarilla durante 10 minutos, igual que con la de fresa.

No hay que olvidar tomar agua, pues ésta mantiene hidratada la piel. La piel deshidratada se ve vieja y cansada. Asegúrate de que bebes agua suficiente todos los días.